Saltar al contenido

LIBROS QUE AYUDAN A EXPRESAR EMOCIONES

Si a veces expresar emociones ya resulta difícil para los adultos, para los niños entender y transmitir lo que están sintiendo no es una tarea mucho más sencilla. Es verdad que existen emociones más fáciles de gestionar por los niños, como es el caso de la alegría, ya que implica un estado de ánimo positivo y gratificante. Sin embargo, el problema suele aparecer cuando emociones como la tristeza o el miedo les provocan sensaciones incómodas que resultan difíciles de gestionar e incluso de detectar, pues a veces los niños sufren miedos que se manifiestan en forma de una vergüenza o parálisis sin sentido aparente y que los adultos no siempre llegamos a entender.

Leer cuentos o libros infantiles con ilustraciones sobre emociones puede ayudar a que los niños entiendan y comprendan mejor que les ocurre, sobre todo cuando se enfrentan a situaciones que les provocan miedo, frustración o tristeza. Cuando saben identificar y poner nombre a estas emociones, los niños pueden ser capaces de controlar su miedo y/o rabia y les hace sentir más preparados y, en consecuencia, tener mayor fortaleza y una mejor imagen de sí mismos.

Que el niño sienta pena, tristeza, miedo o frustración no es nada malo y forma parte del aprendizaje de los más pequeños. El problema viene cuando el niño carece de las herramientas necesarias para gestionar esos sentimientos y esto mantiene en el tiempo, a veces llegando a traducirse en un daño o deterioro de su inteligencia emocional. Educar en emociones desde la infancia es necesario para un desarrollo emocional pleno que no solo repercutirá en ellos mismos, sino también en sus relaciones interpersonales.

Según Daniel Goleman en su libro “Educación emocional”:

La inteligencia académica no ofrece la menor preparación para la multitud de dificultades –o de oportunidades- a las que deberemos enfrentarnos a lo largo de nuestras vidas.

En cambio, tener una buena inteligencia emocional nos proporciona habilidades sociales y confianza en nosotros mismos, la capacidad de empatizar con los demás, de hacer frente a los obstáculos, de resolver conflictos de forma constructiva o de tomar decisiones responsables entre otros muchos beneficios.

En definitiva, si queremos que nuestros hijos se desenvuelvan de forma satisfactoria en la sociedad y, lo más importante, que sean felices, debemos ayudarles a que tengan una inteligencia emocional desarrollada que les ayude a reconocer, comprender y controlar sus emociones.

Por todo lo expuesto, un primer paso hacia la inteligencia emocional podría ser ayudarles a identificar lo que les ocurre y poner nombre a sus sentimientos. Para ello existen libros especializados que pueden llegar a ser una herramienta muy efectiva para que los niños, a través de los personajes y situaciones a las que se enfrentan, sean capaces de identificar y expresar esos sentimientos.

Libros para gestionar emociones
Para el niño, saber gestionar las emociones es un aprendizaje fundamental en su camino a la felicidad

 

BENEFICIOS DE LOS LIBROS DE EMOCIONES

  • Ayudan a los niños a identificar y reconocer emociones en cada momento, ya sean positivas o negativas.
  • Contribuyen a diferenciar entre una emoción y otra por muy parecidas que puedan resultar, por ejemplo: entre la decepción y la melancolía.
  • Amplían el vocabulario emocional. Al principio, los niños sólo distinguen cuando se sienten bien o mal, pero dentro de estos dos polos opuestos existen un buen puñado de sentimientos que los niños deben aprender a identificar.
  • Fomentan la expresión de los sentimientos que les ayudarán a acercarse y a comunicarse con las personas que quieren y al contrario: los adultos podremos entenderles mejor y ayudarles según sus necesidades.
De mayor quiero ser feliz libro para expresar emociones

De mayor quiero ser feliz

Hoy voy a tener un buen día libro para expresar emociones

Hoy voy a tener un buen día

Cuando se meten conmigo libro para expresar emociones

Cuando se meten conmigo

¡Estoy aquí para tí! Libro para expresar emociones

¡Estoy aquí para tí!