Saltar al contenido

LIBROS PARA NIÑOS DE 6 A 8 AÑOS

Si hubiera que señalar una etapa en la que la relación de los niños con los libros infantiles atraviesa uno de los momentos más delicados, esta podría ser sin duda la que comprende desde los 6 hasta los 8 años.

Habitualmente, es a partir de los seis años cuando los niños comienzan su aprendizaje lector en el centro escolar, y aunque esto no tiene porqué resultar negativo —de hecho no suele serlo—, no son pocos los niños que empiezan a dejar de ver los cuentos y libros infantiles como un juguete con el que pasar el tiempo con mamá o papá, para percibirlos como algo que ya requiere un esfuerzo y que provoca un cansancio mental (algo comprensible y cierto, por otro lado).

Novedades de libros para niños de 6 a 7 años

Diario de Greg 15 tocado y hundido reseña

Diario de Greg 15. Tocado y hundido

los futbolisimos el misterio de la isla del volcan reseña

Los futbolísimos. El misterio de la isla del volcán

Mi avion y yo reseña

Mi avión y yo

El secreto de las hadas de las estrellas reseña

El secreto de las hadas de las estrellas

Es por eso que muchas veces la actividad de sentarse a leer un rato tiene difícil competir con otras tales como jugar, practicar un deporte o no digamos ya con ver una película o su serie de dibujos favorita. Por esa razón, al principio de esta etapa (6 años) es recomendable buscar libros cortos, donde la historia se desarrolle en pocas hojas y, si es posible, con más ilustraciones que texto o, como mínimo, con un buen número de imágenes que apoyen la información que el niño va a encontrar en la parte narrativa, pues esto les ayudará a intuir mejor el significado de lo que leen.

A medida que avanzan en esta etapa y se aproximan a los 8 años, los niños van a ir inclinándose normalmente por libros con temáticas tales como aventuras, fantasía, misterio o magia, así como a tener personajes o sagas favoritas. Los pequeños, al igual que los adultos, también necesitan evadirse de la realidad y buscan mundos donde ocurran sucesos increíbles y que, como se suele decir, hagan volar su imaginación.

Conectando con lo que decíamos más arriba, puede ocurrir que en esta etapa el niño empiece a rechazar la lectura. En este punto es fundamental no generar un conflicto y mucho menos comparar al pequeño con un hermano o amigo al que sí le gusta leer. Es posible que ese rechazo o abandono sea transitorio, en parte generado por motivos como los que explicábamos con anterioridad o por cualquier otra razón. Por ello, lo más aconsejable es buscar puntos de encuentro entre el niño y la lectura. ¿Y cómo llevamos a cabo esto? Buscando lecturas acordes a sus nuevos —o antiguos— intereses.

No sería la primera vez que un niño vuelve a leer al descubrir un libro relacionado con su deporte favorito, una guía de minerales, un libro de trucos de magia… Por eso decimos que hay que buscar material de su interés, porque los niños que se despegan de la lectura han podido cambiar de gustos, pero también pueden seguir conservando los mismos; quizá no le apetezca leer cuentos, pero sí una guía de plantas y animales —adaptada a su edad, claro— porque siempre le ha encantado la naturaleza.

Incluso puedes probar, si no lo has hecho ya, con abrir un nuevo mundo a sus ojos: los cómics infantiles. Y para eso te invitamos a leer el artículo de Ventajas de leer comics para niños.

Novedades de libros para niños de 8 años

Los buscapistas el caso del castillo encantado

Los buscapistas. El caso del castillo encantado

Mirarabella y el hechizo del dragón reseña

Mirabella y el hechizo del dragón

Mi madre es una bruja reseña

Mi madre es una bruja

De mayor quiero ser científica o científico descubriendo la materia reseña

De mayor quiero ser científica