Saltar al contenido

LIBROS PARA NIÑOS DE 0 A 2 AÑOS

Desde su nacimiento, los bebés muestran una curiosidad innata por el mundo que les rodea. Los cuentos o libros infantiles son una excelente herramienta para acompañar a nuestros hijos en esa experiencia de descubrimiento, facilitando el desarrollo de sus habilidades desde una edad temprana.

Los libros para bebés pueden enriquecer y hacer disfrutar al niño de muy diversas maneras, pero cuando son tan pequeños, podemos resumirlas en dos: leyéndoles o permitiendo que interactúen y manipulen dichos cuentos. Por esto último, resulta obvio que no hace falta que los niños sepan leer ni escribir para que disfruten con un libro entre las manos, pues existe una gran variedad de materiales cuyo objetivo es tanto entretener, como desarrollar la capacidad visual, auditiva y táctil de los más pequeños de la casa.

Hoy en día tenemos una gran variedad de libros y cuentos para bebés que autores y editoriales han desarrollado específicamente para ellos, haciendo hincapié en una serie de características que los hacen seguros a la hora de ser manipulados por sus delicadas manitas. Por este motivo, tenemos a nuestra disposición libros textiles o de plástico, blandos y sin puntas, coloridos y de diferentes texturas capaces de dar paso a diversos sonidos, con efectos musicales o con actividades manuales que se realizan a través de múltiples elementos tales como lazos, cremalleras, cuentas, botones, etc.

CÓMO ELEGIR CUENTOS PARA BEBÉS

Si tienes la intención de regalar un cuento a un bebé o iniciar a tu hijo en este fantástico mundo que son los libros y la lectura, es importante valorar una serie de características que, en nuestra opinión, debería tener siempre un cuento dirigido a un bebé:

  • Hasta los 2 ó 3 meses, los bebés pueden distinguir sólo tres colores: blanco, negro y rojo. Existen cuentos que cuyas ilustraciones únicamente contienen estos colores.
  • A partir de los 4 a 6 meses ya son capaces de distinguir la mayoría de colores y tonalidades. En esta etapa resulta positivo que las ilustraciones inviten a realizar onomatopeyas (palabras que imitan sonidos) para que el bebé pueda comenzar a asociar el sonido al dibujo.
  • En cualquiera de los casos anteriores, es aconsejable que los libros sean blanditos y lavables, pues a estas edades los bebés experimentan en buena medida a través de la boca. Por el mismo motivo, hay que asegurarse de que los libros o cuentos infantiles que vayan a manipular carezcan de elementos que puedan soltarse o arrancar con facilidad a fin de evitar que se puedan atragantar (véase gomas, botones, cremalleras, etc.).
  • Las mejores ilustraciones son las más sencillas: figuras geométricas, objetos en dos dimensiones, animales con trazos simples, etc.
  • Al principio es mejor que las páginas contengan una sola ilustración, pues resulta más fácil centrar la atención al bebé en un solo objeto que en aquellas páginas que muestran varias ilustraciones a la vez.

MEJORES LIBROS PARA NIÑOS A PARTIR DE 1 AÑO

A partir del año ya puede resultar interesante que en los libros aparezcan letras o palabras, aunque lo más importante es que las imágenes le resulten familiares, de modo que el niño pueda asociarlas a una acción (por ejemplo a dormir, jugar o comer).

En esta edad, nuestro consejo es que si los cuentos van a contener alguna palabra, que éstas sean siempre sencillas para que cuando el bebé empiece a repetir (o repetirte), sea capaz de hacerlo y de asociar la palabra o letra con la imagen cuando la vea.

Pasado el primer año de vida, ya no es necesario que las páginas sean tan blandas, pues el bebé ya puede manipular sin dificultad libros infantiles de hoja dura y gruesa, ambas características recomendables si se quiere evitar cortes (en sus deditos o boca) y roturas (de las páginas). Además, en muchos casos los libros con este tipo de hojas tienen parte de sus imágenes texturizadas con distintos materiales que resultan suaves, rugosos, etc. ¡Toda una experiencia para el bebé!

Otra buena opción es buscar libros que tengan desplegables o solapas donde aparezca un personaje o animal escondido, para ellos es asombroso ver aparecer un caballo al abrir una puerta y a continuación esconderse de nuevo.

Novedades de libros para niños de 1 año

El gato con botas reseña

El gato con botas

¿Dónde está el señor Pingüino? reseña

¿Dónde está el señor pingüino?

Bienvenidos al circo reseña

Bienvenidos al circo

La granja reseña

La granja

A partir de los 2 años, podemos también empezar a ofrecer al niño cuentos por temáticas, como por ejemplo los animales de la granja, las estaciones del año, las partes del cuerpo o las frutas. En estos libros infantiles cada hoja suele contar, además de con la ilustración, con una palabra o frase corta y sencilla que explica el dibujo y que a menudo puede servir para da lugar a realizar preguntas al niño buscando su interacción; ¿Cómo hace la vaca? ¿Qué está comiendo la niña?

Otros libros que pueden ser de gran ayuda a estas edades son los libros de rutinas, que no son otra cosa que cuentos en los que poder apoyarnos para introducir o afianzar tareas básicas; lavarse los dientes, dormir en su cama, comer solitos, etc.

Y por último, pero no menos importante, encontramos los libros sensoriales, donde los niños podrán comenzar a desarrollar la motricidad fina, algo que les será de gran ayuda a la hora de abrocharse los zapatos o los botones, de subirse la cremallera…

Novedades de libros para niños de 2 años

Aprieta mi tripita bebé reseña

Aprieta mi tripita. Bebé

Colores relieves y huecos reseña

Colores (Relieves y huecos)

Mis primeros héroes artistas reseña

Mis primeros héroes. Artistas

No hagas cosquillas al dinosaurio reseña

No hagas cosquillas al dinosaurio