Saltar al contenido

ISADORA MOON

Isadora Moon es la protagonista de una saga infantil de fantasía recomendada para niños y niñas a partir de los 6 años, que sin duda supone el salto ideal de los libros infantiles ilustrados a los libros infantiles con capítulos (y si quieres saber más sobre esto, visita nuestro artículo El cambio de los libros infantiles ilustrados a por capítulos).

La protagonista de esta reseña tiene una madre hada y un papá vampiro, lo que la convierte en una hada vampiro, ya que como ella misma dice tiene un poco de las dos cosas. El mayor deseo de Isadora es parecer normal, hasta que comienza a ir al colegio de los humanos y se da cuenta que allí todos tienen algo que les hace únicos y que eso es lo mejor: ser diferente y especial.

A Isadora le encanta la noche, los murciélagos y el color negro, pero también disfruta viviendo al aire libre, usando su varita mágica y el color rosa. Tiene un amigo inseparable al que le dio vida con su propia varita, su conejo de peluche, Pinky. Junto a él vivirá un sinfín de aventuras donde se topará con magos, sirenas, fantasmas y dragones.

LA AUTORA DE ISADORA MOON

Esta saga está escrita e ilustrada por la británica Harriet Muncaster y se ha convertido en un fenómeno de ventas con casi un millón de copias a nivel mundial en menos de tres años, a la vez que los libros de Isadora Moon han sido traducidos a veintisiete idiomas. En la actualidad, la colección cuenta con 15 obras publicadas y la próxima verá la luz a principios del 2021.

LAS ILUSTRACIONES DE ISADORA MOON

Las ilustraciones de estos libros son visualmente maravillosas. A veces las podremos encontrar entre el propio texto u ocupando páginas completas, pero siempre cuidando hasta el más mínimo detalle. Detalles que también se cuidan desde la propia portada, donde abundan las estrellas y la purpurina para ofrecer su particular toque mágico.

CÓMO ES ISADORA MOON

Esta hada vampiro encarna el nuevo prototipo de personaje femenino en la literatura infantil: una niña que está descubriendo el mundo y a sí misma, que no tiene que elegir entre el rosa o el negro porque le gustan ambos colores y quiere disfrutar de ellos al mismo tiempo. Isadora es mucho más que la suma de sus padres, ella tiene personalidad propia y sus gustos personales, los cuales no siempre coinciden con los de sus progenitores.

Y ya que conocéis a grandes rasgos esta fantástica saga, vamos a ver un pequeño resumen de cada uno de los libros que la componen. A continuación os los presentamos en orden cronológico pues, aunque son libros autoconclusivos, se puede apreciar una evolución en el personaje.

LA COLECCIÓN DE ISADORA MOON

Isadora Moon va al colegio

El día que los padres de Isadora Moon le comunican que ya es el momento de que acuda a la escuela, ella no tiene muy claro si debe ir a la de hadas o a la de vampiros. Sus padres le aconsejan que asista a ambas antes de tomar una decisión definitiva. Pero después de una mala experiencia en ambos colegios, decide ir a una escuela de humanos para descubrir que no son tan raros como ella creía. Es más… ¡son muy agradables y simpáticos!

A lo largo de este libro, Isadora va descubriendo su identidad y acaba de entender que es una niña espacial y diferente, al igual que cada uno de los humanos que conoce en la escuela. La experiencia en este colegio y la amistad que entabla con los niños humanos le permite aceptarse y valorarse por lo que es.

Isadora Moon va de excursión

Acaba el verano y las vacaciones e Isadora vuelve al colegio con sus amigos. Sin embargo, el primer día de clase llegan tarde y la profesora les pide que cuenten cómo han sido estas semanas estivales. A Isadora esto le preocupa, pues le va a resultar difícil contar sus vacaciones junto a su familia mitad hada y mitad vampiro. ¿Y ahora como les cuenta a sus compañeros de clase que se hizo amiga de una sirena o que al encender una hoguera en la playa sucedieron cosas no muy normales? Pues lo consigue, ¡ya veréis!

En este libro, Isadora sigue trabajando su identidad y recibe el apoyo de sus padres cuando ella coge un objeto muy preciado por él y lo pierde. Al final, su padre le muestra que siempre que tenga un problema tiene que saber que sus padres estarán ahí para ayudarla y apoyarla.

Isadora Moon celebra su cumpleaños

Antes de ir al colegio de los humanos, Isadora celebraba su cumpleaños como hada o como vampiro, según le apeteciera. Pero este año es distinto porque quiere una fiesta de cumpleaños humana, por lo que en esta ocasión también contará con el apoyo y la ayuda de sus progenitores. Pero nada en esta fiesta será normal, ni las invitaciones, ni el mago, ni el castillo hinchable. Aunque sin duda alguna será una fiesta que pocos olvidarán.

De nuevo nos encontramos con una historia divertida y desenfadada, cargada de humor, aventuras y magia, sin que por ello se deje a un lado el mensaje inclusivo de la unión de culturas como algo enriquecedor.

Isadora Moon va al ballet

Isadora es una apasionada del ballet y le encanta vestirse con su tutú negro, por eso está deseando ver una actuación de baile con toda la clase. Los padres de la pequeña acompañan al resto de los niños de la clase junto a otros padres al teatro pero, justo antes de entrar, Isadora se da cuenta de que su conejo mágico, Pinky, ha desaparecido. Así que junto a su madre, se disponen a buscarlo y terminan entrando en los camerinos de los artistas.

En esta ocasión, el mensaje que lanza esta aventura de Isadora es el aprendizaje del civismo y de la empatía; debemos ponernos siempre en el lugar del otro para ayudarles en lo que podamos y ante todo no hacer daño.

Isadora Moon se mete en un lío

Mirabelle es la prima de nuestra protagonista. Es bruja y ambas primas utilizan la magia y el juego mientras prueban los nuevos hechizos que ha aprendido Mirabelle. Pero algo ha salido mal cuando han probado un hechizo para reducir su tamaño y jugar en la casita de muñecas de Isadora, pues por error han reducido de tamaño al conejito Pinky justo cuando se aproxima el momento de llevarlo al colegio para el día de la mascota. Así que para solucionarlo, Mirabelle crea un pequeño dragón, pero más allá de solucionar el problema, lo acrecienta.

La moraleja final de este libro es que debemos enseñar a nuestros hijos a responsabilizarse de sus actos, resolver problemas y aprender de sus errores.

Isadora Moon en el castillo encantado

Isadora y su clase tienen una visita a un castillo, una excursión que hace estar especialmente ilusionado al padre de nuestra protagonista porque le encantan los castillos y más aún si están encantados, así que decide irse con la clase a la visita. Pero Isadora Moon teme encontrarse con un fantasma y así ocurre, conoce a Óscar. Pero él es un fantasma diferente e Isadora hace lo posible por presentárselo a sus compañeros.

La historia de este libro que, aunque parece simple, no lo es, nos enseña a no juzgar a las personas por su apariencia, sino que hay que conocerlas para saber cómo son.

Isadora Moon va al parque de atracciones

Todo comienza cuando una mañana, recién levantada de la cama, Isadora y su padre encuentran un folleto que alguien acaba de echar por debajo de la puerta de casa. Se trata del anuncio de un parque de atracciones que únicamente estará abierto ese fin de semana, así que ya tienen planes para hacer en familia. A última hora, deciden apuntarse a la excursión sus primos Mirabelle y Wilbur, pero cuando llegan al parque, nada es lo que parece y todos se muestran decepcionados.

En esta ocasión, la escritora pretende nuevamente poner en valor a individuos diferentes y especiales, para que el niños aprecien el valor de la diversidad y fomentar la igualdad.

Isadora Moon y el hechizo mágico

Una mañana al llegar a clase, un compañero de Isadora está repartiendo invitaciones para una fiesta de cumpleaños que se celebrará en el palacio de hielo. El problema es que la entrada al palacio es muy cara y sólo podrá invitar a tres amigos, motivo por el que Isadora está muy decepcionada, pues a ella no le han dado una de las invitaciones. Al llegar a casa, su madre la nota triste y la niña le cuenta lo ocurrido, así que deciden llamar a su tía Crystal, que es un hada de hielo, para que pase con ellos unos días en casa. Durante esos días, Crystal crea una pista de hielo en el jardín y un muñeco de nieve tan real… ¡Que incluso tiene vida propia!

Esta vez, la historia trata de cómo podemos gestionar la tristeza que sienten los más pequeños cuando algún compañero no le invita a su cumpleaños o se sienten decepcionados por algún otro motivo.

Isadora Moon y los disfraces mágicos

En esta ocasión no vamos a leer una maravillosa aventura de nuestra gran amiga mitad hada y mitad vampiro, sino que va a enseñarnos como pueden nuestros hijos disfrazarse de sirenas, o de brujo, etc. El libro, además, cuenta con varios tutoriales paso a paso para hacer manualidades que decoren habitaciones infantiles, así como recetas de tartas y galletas y lo que más les gusta a los peques: ¡ideas para pintarse la cara!

En total son 50 actividades diferentes, algunas de ellas indicadas para hacer junto a los pequeños por el grado de dificultad que presentan. No obstante, este libro nos parece una estupenda excusa para leer un rato y pasar un gran momento en familia.

Isadora Moon y las manualidades mágicas

Este ejemplar contiene 55 manualidades distintas pero relacionadas con la temática del libro. La autora nos aconseja hacer estas actividades en familia, ya que algunas de ellas se deben hacer bajo la supervisión de un adulto (dependiendo de la edad del niño, éste podrá necesitar más o menos ayuda para llevarlas a cabo).

La mayoría de las actividades son muy sencillas de hacer y no se requieren gran cantidad de materiales, por lo que son fácilmente accesibles si vamos a alguna papelería o bazar. Sólo hay que tener ganas de pasarlo bien y un poquito de imaginación, el resto lo pone Isadora Moon.

Isadora Moon va a una fiesta de pijamas

Isadora está encantada porque su amiga Zoe le ha invitado a su fiesta de pijamas. Ya planean disfrazarse, contar historias de miedo y hacer una tarta para presentarla a un concurso cuyo premio será la entrada a un programa de televisión. Zoe quiere hacer una enorme tarta de cinco pisos, pero Isadora no cree que esté bien, ya que su amiga le plantea hacer trampas.

Este libro es la excusa perfecta para hablar sobre el esfuerzo que hay que realizar cuando se quieren hacer las cosas bien y de las consecuencias que trae el hecho de hacer trampas. El título también ahonda sobre la idea de que no hay que tener miedo a no hacer algo que consideras incorrecto, a pesar de que eso pueda ir en contra de la opinión de tus amigos

Isadora Moon y la noche mágica

Isadora ha sido invitada al baile anual de vampiros y aunque ella hace ballet como las hadas, eso no le supone un gran contratiempo. Isadora preparará su baile de vampiros, un acontecimiento muy importante porque únicamente se realiza una vez al año. En el baile, cada vampiro saca lo más artístico de sí mismo para enseñar al resto, así que nuestra amiga utiliza su talento con el ballet para dejarlos boquiabiertos a pesar de que sea algo que no es muy aceptado es ese mundo.

En esta ocasión, se nos plantea la incógnita de qué hacer en esos momentos en que hay que elegir entre lo que complace a uno mismo o a los demás.

El diario secreto de Isadora Moon

En este diario Isadora quiere que el niño o la niña escriba los momentos más divertidos, emotivos o emocionantes de su vida. Además podrá dibujar a sus amigos o poner las fotos más divertidas con ellos y la familia.

Cada hoja está diseñada con los dos colores que más le gustan a nuestra protagonista: el negro y el rosa. Y eso no es todo, los bordes de las hojas son plateados y le darán a este diario un toque mágico y especial.

Isadora Moon se va de viaje

Se va a realizar un concurso de dibujo e Isadora tiene mucho interés en presentarse porque el premio es un viaje para toda la familia. A nuestra protagonista le encantaría ganar el premio porque ellos nunca han montado en avión, ni tampoco han disfrutado la experiencia de pasar unos días en un hotel cerca de la playa. Nuestra amiga se esfuerza tanto en su dibujo, que termina ganando el premio. Una vez en la playa, Isadora se encuentra de nuevo con su amiga, la sirena, quien le pide ayuda para liberar a una tortuga.

Este libro nos hace remover la conciencia a cerca de cómo estamos dejando nuestro planeta con tanto vertido de envases y plásticos. Es una buena ocasión para enseñarle al niño por qué debemos reciclar e incluso intentar dar una segunda vida a las cosas.

Isadora Moon y la boda mágica

La tía Crystal se casa e Isadora será su dama de honor, ¡qué ilusión! Será la primera vez que acuda a una boda y encima lo hará con un papel protagonista. Todo está preparado para este magnífico día pero sus primas, Mirabella y la pequeña Flor, no se están divirtiendo, motivo por el que realizarán más de una trastada, teniendo que ser Isadora quién haga todo lo posible para que el día más importante en la vida de su tía salga a pedir de boca.

En esta última entrega, además de la aventura de Isadora, nos vamos a encontrar con varias actividades y exclusivas manualidades para hacer con los más pequeños.

Y hasta aquí nuestra reseña a esta saga. Estamos deseando leer el nuevo ejemplar que verá la luz dentro de pocos meses y que se llamará ISADORA MOON Y EL HADA DE LOS DIENTES